28 marzo, 2011

El Método PENTA

El método presentado en estas notas debe servir para competir mejor, con todas las implicancias que esto lleva asociado.

Pero pocas empresas están haciendo cosas al respecto.

Muchos ni siquiera saben qué queremos decir con la denominación “Desarrollo Competitivo”, ni de quién depende, ni quién tiene que conducir el proceso para lograrlo o cuáles son los pasos que hay que dar mañana por la mañana.

Estas notas tienen que servir para los que están trabajando en el tema, para corroborar o para mejorar sus puntos de vista.

Pero también para los que se den cuenta que ante la posibilidad de desarrollar su competitividad, es inadmisible que alguien piense:

• “A mí no me sirve”.
• “Yo no tengo nada que ver con el problema del Desarrollo Competitivo de mi Organización”.
• “Es una moda más”.
• “Mi empresa es muy particular”.
• “Si trabajo como cluster van a enterarse de cosas secretas de mi empresa”.
• “Ya lo probamos pero no funcionó”.
• “Somos demasiado chicos para eso”.
• “Somos demasiado grandes”.
• “Nuestros competidores no lo hacen”.
• “Otras ciudades no lo hacen”.
• “¿No tendríamos que pensarlo un poco más?”
• “Lo que tenemos funciona bien”.
• “Nunca lo hicimos antes”.
• “Dentro de seis meses volvemos a hablar”.
• “¿Qué van a pensar nuestros clientes?”
• “No va a funcionar”.
• “Siempre lo hicimos así”.
• “Esa no es la manera como trabajamos aquí”.
• “Esa no es una responsabilidad que me corresponda a mi”.
• “No es un enfoque práctico”.
• “Esto no es Estados Unidos”.
• “Ya lo tenemos instalado muy parecido”.

PUNTO IMPORTANTE: En el transcurso de lo que escribo siempre voy dando pautas de trabajo. Le ruego que no tome este estilo como una actitud “soberbia” sino como una forma más práctica de ayudar y de escribir.

ADEMAS: Le recomiendo que lo lea pensando en su empresa. No lo lea sólo conceptualmente.

CONSEJO: Haga todo lo posible por hacer de la lectura de estas notas una oportunidad para mejorar el trabajo en equipo de cada grupo y entre los diferentes grupos de su empresa, cluster o ciudad. Use el contenido como un “coordinador”. Esto aplica muy especialmente a clusters, a ciudades o a regiones.

HONESTIDAD: No sabemos qué es lo mejor para toda empresa. No tenemos respuestas sencillas sino sólo preguntas que creemos importantes. Los consultores debemos elaborar el duelo de la certeza y de la omnipotencia. Por eso yo no digo que soy consultor sino que trabajo como “co-pensor”.

La innovación continua es la sangre del Desarrollo Competitivo. Para una empresa, la competitividad es la plataforma de la Creación de Valor Económico, es decir, la manera para lograr que la empresa valga más, o sea, el instrumento para incrementar constantemente sus recursos tangibles e intangibles. Para una ONG, la competitividad es la plataforma del logro de su misión.

El proceso de planeamiento del Desarrollo Competitivo debe servir como un catalizador de la calidad, la innovación, el posicionamiento y la productividad. El objetivo es enfocar las necesidades de los clientes actuales y potenciales -intermedios y finales- y articular los mejores medios para servirlas. Hacer las cosas correctas y, además, hacerlas bien con la mayor eficiencia y productividad. Pero esto requiere dos habilidades fundamentales: la habilidad de trabajar en equipo y la habilidad de cambiar.

El esfuerzo de buscar la información, analizarla y controlarla, sumada a la creatividad, la interacción, la motivación, la innovación, la capacidad y la experiencia de la gente, es la mejor manera de asegurar la comprensión imaginativa de las necesidades del cliente antes y mejor que los competidores y la posibilidad de enfocar los recursos en la productividad, la accesibilidad de los recursos (Value Chain Management), la eficiencia y la optimización de los costos. Esto es lo que produce y mantiene las ventajas de competitividad.

Para la empresa, el Desarrollo Competitivo implica el incremento de su capacidad de Crear Valor Económico Sostenible.

Para el cluster, el Desarrollo Competitivo implica el incremento de la capacidad conjunta de las empresas que lo componen de Crear Valor Económico Sostenible.

Para la ciudad (o región), el Desarrollo Competitivo implica el incremento de su capacidad de atraer inversiones, industrias y turismo para que las empresas involucradas puedan Crear Valor Económico Sostenible y la ciudad (o región) Crear Valor Social Sostenible para maximizar la prosperidad de su población.

Comparte esta nota!